}

El sueño

El sueño       

Dormimos de diferente forma en los diferentes momentos de la noche.

Uno de los tipos de sueño más importantes es el llamado sueño de movimientos oculares rápidos (REM), que viene y se va varias veces durante la noche, representado cerca de una quinta parte de nuestro tiempo total de sueño.

Durante el tiempo de sueño REM, el cerebro está particularmente activo, nuestros ojos se mueven rápidamente de un lado a otro, y soñamos.

Durante otro tipo de sueño (sueño no REM) el cerebro está inactivo, pero existe gran cantidad de actividad corporal, las hormonas son liberadas en el flujo sanguíneo y los tejidos de nuestro organismo son reparados tras el desgaste del día previo.

 

¿Cuanto necesita dormir?

 

Esto depende principalmente de nuestra edad, aunque también varía mucho entre las personas de una misma edad. Los bebes duermen cerca de 17 horas al día, que se reducen a 9 o 10 horas cuando se van haciendo mayores.

La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño cada noche, aunque estas serán menos según el individuo envejezca.

Existen grandes diferencias entre unas personas y otras, hasta el punto que algunas personas pueden estar bien con solo 3 horas de sueño por noche. Las personas mayores necesitan menos horas de sueño que el adulto joven y es frecuente que por las noches se encuentren despiertos, especialmente si durante el día han dormido la siesta.



 

Consejos para dormir bien

 

Si usted tiene problemas para dormir, aquí tiene algunos consejos que pueden ayudarle a conseguir una buena noche de descanso.

No pase mucho tiempo sin dormir. Sea constante en las horas de acostarse y levantarse cada día, esté usted cansado o no.


Asegúrese de que su cama y cuarto sean confortables. Evite los ambientes demasiado calurosos, demasiado fríos o demasiado ruidosos.


Realice una moderada cantidad de ejercicio físico durante el día, por ejemplo, nade o camine


No beba té o café por las tardes. Bébase un vaso de leche templada antes de acostarse.


No beba demasiado alcohol, ya que a pesar de que éste le ayudará a quedarse dormido, casi con certeza le despertará durante la noche.


No coma o beba demasiado tarde en la noche. Intente cenar más temprano.


Si usted ha pasado una mala noche, resista la tentación de acostarse al día siguiente, ya que si lo hace le resultará más difícil dormir por la noche.


Intente relajarse antes de acostarse. Su médico podrá recomendarle alguna técnica o cinta de relajación.


Si algo le preocupa y no hay nada que pueda usted hacer al respecto en ese momento, intente escribir sobre ello antes de irse a la cama y dígase a sí mismo que tratará con el problema al día siguiente.


Si no se puede dormir, no se quede en la cama preocupado por ello, levántese y haga algo que encuentre relajante como puede ser leer, ver la televisión o escuchar música tranquila. Después de un rato se sentirá lo suficientemente cansado como para regresar a la cama.



Nuestro objetivo

Llevamos 15 años Online, trabajando día a día para ofrecerte los mejores colchones viscoelásticos, con las viscoelásticas de mayor calidad y buscando siempre el equilibrio perfecto para tu descanso.

Contacta con nosotros

Atención al cliente
961596163 (9:30h - 14:30h)
Contacta con nosotros
post@sensog.com