COLCHONES DE MUELLES

El colchón de muelles es el más vendido en el mercado español, y se pueden encontrar todo tipos de formas, dimensiones, tipos de muelles y conexiones entre los mismos. La parte que todos tienen en común son un núcleo de muelles y un acolchado sobre él con algún tipo de espuma y tejido. Los colchones de muelles ofrecen distintos grados de rigidez en función del diseño de sus muelles, por lo que esta variedad se puede utilizar para diseñar colchones para distintas poblaciones o bien para definir distintos grados de firmeza en distintas zonas del cuerpo (por ejemplo, caderas y piernas).

Tipos de núcleos de colchones más representativos del mercado. A la hora de evaluar un colchón de muelles será importante conocer los diferentes factores de los que depende el núcleo para ofrecer un buen soporte, confort y durabilidad. La forma de los muelles: Existe una gran variedad en este sentido, las más representativas son: Independientes: Los muelles están montados independientemente unos de otros en columnas y conectados entre sí con un alambre en espiral por la parte superior e inferior. Básicamente existen dos tipos, de forma cilíndrica y bicónicos (Bonell).

Muelles empaquetados o embolsados: se trata de un conjunto de muelles independientes de forma cilíndrica en vertical embolsados en un material textil, permitiendo así trabajar de forma aislada unos de otros. Esta estructura aporta soportes aislados, por lo que tiene como ventaja en las camas dobles el hecho de que exista una pequeña o nula transmisión del movimiento de una persona con aquella con quien comparte la cama.

Hilo continuo: Está fabricado con un alambre continuo con forma de un sistema de muelles. Si se incrementa la sección del alambre en los casos de una cama doble se aumentará el soporte y se evitarán las molestias que pudiera aportar la diferencia de peso debida a las diferencias antropométricas de la pareja. A diferencia del caso de muelles independientes o embolsados, hablar en este caso de número de muelles carece de sentido.

La medida (calibre o diámetro) del alambre: La calidad, la resistencia y durabilidad del alambre con el que se forman los muelles también tiene influencia en el tipo de soporte. La dureza del colchón dependerá del diámetro del alambre.

Vueltas de espiral: Otra variación es el número de vueltas por espiral, es decir el número de vueltas que están absorbiendo y soportando el peso del cuerpo. Cuantas más vueltas, más suave será la cama y más durabilidad tendrán los muelles debido a que el trabajo se dispersa. Número de muelles: En una cama doble de muelles independientes o embolsados debería haber al menos 300 muelles.

Distribución de los muelles: Algunas camas diferencian las zonas de soporte en el colchón. Normalmente se colocan muelles más firmes en el centro de la cama para dar soporte para las zonas más pesadas. Sin embargo teniendo en cuenta la variabilidad de las medidas de cada persona estas zonas sólo se pueden estimar, ya que los colchones hoy en día no están personalizados. Ninguno de estos datos por sí solo nos dirá si un núcleo de muelles tiene más calidad, la interacción de todos estos factores será la que aporte la calidad final al producto.

colchon-muelles

Hay 0 comentarios en la entrada "COLCHONES DE MUELLES"

Nuestro objetivo

¿Quieres comprar colchones viscoelásticos? Trabajamos día a día para ofrecerte los mejores colchones viscoelásticos, con las viscoelásticas de mayor calidad y a los mejores precios del mercado.

Contacta con nosotros

Atención al cliente
961596163 (9:30h - 14:30h)
Contacta con nosotros
post@sensog.com

Twitter